Niodior nos sumerge en un incomparable viaje por las entrañas del atlántico africano

Mujer trabajando la palma

Mujer trabajando la palma

 Niodior, en la reserva natural mundial de la Biósfera, en el Atlántico senegalés, es una isla en pleno océano que lucha por subsistir con los recursos que le ha dado la naturaleza.

 

cocoteros

cocoteros

Viajar a  Niodior es conocer la naturaleza hospitalaria de sus gentes, la sonrisa de los niños, la belleza de sus playas totalmente vírgenes

mujeres recogiendo ostras

mujeres recogiendo ostras

Viven de la pesca y en menor medida de la agricultura. Siempre luchando por salir adelante protegiendo y explotando a la vez los recursos naturales de la isla: el marisco, la mandioca, el mijo, la patata dulce y ricas frutas tropicales, como el mango o la fruta de la pasión.

playa niodior

playa niodior

Son las mujeres las que se adentran en medio del océano para recoger las ostras y mariscos para su posterior comercialización. A la isla no pueden llegar los coches y los comerciantes acuden en pateras exclusivamente para comprar el pescado y marisco que luego venderan en ciudades senegalesas, como Dakar o Kaolack.

Viajar a Niodior no deja indiferente y rápidamente los lugareños te hacen partícipe de todas sus actividades y cuando te abandonas la isla sabes que no significa una despedida. Siempre se vuelve.

Sigue leyendo

Anuncios

Comer en Casa Bou, un placer que va más allá del paladar

Santiago, el chef

Santiago, el chef

MES RABO

Rabo de Bou

Nada más leer este artículo ya les picará la curiosidad y no dudarán en pedir una reserva de mesa en el restaurante Casa Bou, situado en la localidad de Sant Joan de Moró. Cervería, tasca, bar, restaurante, Casa Bou, con 32 años de historia, combina los sabores tradicionales, de toda la vida, de la cocina mediterránea y casera,  con un aire fresco de modernidad e incluso alta cocina. Además es el centro neurálgico de reuniones de ciclistas y amantes de la montaña que con un buen almuerzo o comida emprenden camino para visitar los bellos parajes de esta comarca de interior.

Empezaremos por situar el restaurante.: en  pleno centro de Sant  Joan de Moró, cerca de la plaza de la Iglesia, en el llamado triángulo de la cerámica y con cantidad de parajes naturales y rutas de montaña de la comarca de la Plana Alta.

Para hacerles boca y abrirles la curiosidad,  les diremos que es el único local de la comarca y de los pocos de la província de Castellón que cocina de manera exquisita el Rabo de Toro. Lo elaboran con solera y con toros de corrida procedentes de una ganadería local.

El rabo de Bou, la especialidad de la casa.

El rabo de Bou, la especialidad de la casa.

Y es que si algo caracteriza a Casa Bou es que los platos  que ofrece provienen directamente del productor, son puramente mediterráneos, de la  “terreta” y frescos cada día. Les diremos que los pescados y mariscos vienen diariámente de Vinaròs, Benicarló y  Burriana. Su propietario, Santiago Bou, los compra directamente a los pescadores locales, sin pasar por intermediarios, sin ir al supermercado porque  son los  mayoristas quienes los llevan a puerta de restaurante.

Una vez en la cocina, el chef, el artista y alma mater del establecimiento, Santiago, los prepara con una sabiduría y habilidad que ha heredado de sus padres, que fueron quienes hace 32 años abrieron el bar. Santiago sabe combinar el sabor tradicional y casero de las comidas con un toque de modernidad culinaría, llegando a los umbrales de la innovación y de la alta cocina.almejas

Paella de mejillones

Paella de mejillones

Platos de carne únicos como el Rabo de Toro, cabritillo, caracoles en salsa, cordero guisado o a la plancha. También podrán degustar los sabrosos arroces:. paella de bogavante, paella de marisco o paella valenciana. Y una original presentación marca de la casa: un gran paellón dividido en tres partes con tres arroces diferentes.  También,  un plato sorpresa  propia de la casa arròs del senyoret. Hay que ir expresamente para probarlo, todo un secreto culinario que solo se puede descubrir acudiendo al lugar.

Pero el repertorio de menús que deleitarán los paladares más finos son versátiles, suculentos cuidando la estética y con un sabor que incita los placeres más primitivos. Nadie cuando acude puede resistirse a probar la paella de mariscos, pulpo a la brasa con un lecho de patatas y cebolla; paella de mejillones de Vinaròs con tellinas i almejas frecas; almejas a la marinera;caldereta de langosta o sepia rellena de habas.

Sepia rellena de habas.

Sepia rellena de habas.

Creps de trufa y Setas de Morella.

Creps de trufa y Setas de Morella.

mallorquina

Y aún más platos:  crep de trufas y setas de Morella, tempura de verduras y revueltos de rovellones con aceite virgén de Sant Joan de Moró.  Ni que hablar de los postres totalmente caseros. El sabor supera infinitamente la  belleza de imágenes tales como  cuajada natural,  tiramisú o les profiteroles.

Profiteroles.

Profiteroles.

 

Tiramisú.

Tiramisú.

Los almuerzos són enérgicos y fuertes a propósito para los ciclistas de montaña y senderistas que acuden antes de emprender camino hacia la naturaleza de la comarca. Por eso tienen a su disposición las típicas torraetes de anxoves i pernil, caracoles en salsa, o diversidad de bocadillos con embutidos de la comarca.

Pulpo con lecho de patatas y cebolla.

pulpo con lecho de patatas y cebolla.

Tempura de verduras.

Tempura de verduras.

Después de una buena comida, excusión por el interior de la Plana Alta.

Inmediatamente percibirán  que el pueblo y la comarca ofrece al visitante múltiples posibilidades de disfrutar de una día en contacto con el más puro aire rural y natural :  El paraje natural municipal de El Mollet; las ermitas de sant vicent , la ermita de sant Miquel, el Mas de Flors, o la Font de la  Figuera.

Todo acompañado con una carta de más de 20 vinos de la província de Castellón y de la comunidad valenciana y con 7 grifos de fresca cerveza. En definitiva una carta con 46 referencias de platos diferentes, con menús al gusto y a unos precios realmente muy , pero que muy asequibles,  a todos los bolsillos. Sin pasar por alto las nuevas tecnologias ya que el local ofrece conexión a wifi gratuitamente y una terraza exterior plenamente integrada con las calles del pueblo.

Almejas a la marinera

Almejas a la marinera

A Casa bou llega un público de lo más diverso: trabajadores de la fábricas de cerámica, sobretodo entre semana. Los fines de semana, gente de toda la província y excursionistas con ganas de aventura y descubrir las diverses rutas de montaña de esta comarca del interior de Castellón.  Y además la cita semanal que nunca falla, la  del médico del pueblo y de los representantes del ayuntamiento que entre plato y plato discuten sobre cómo mejorar los servicios de este entrañable pueblo de nuestra província.

Así que ahora que llega la primavera, a las puertas de las fiestas de la Magdalena, tienen una buena excusa para descubrir algo más de nuestras comarcas y acudir a Casa Bou, donde se les despertaran espontáneamente los cinco sentidos; el gusto de la  buena comida junto con un sinfín de posibilidades para contemplar y visitar.